HEMICRANIECTOMIA EN PACIENTES MAYORES CON ICTUS HEMORRAGICO MALIGNO DE ARTERIA CEREBRAL MEDIA

RMN DE ICTUS

Todos los profesionales que estamos trabajando con pacientes neurológicos debemos adaptarnos a una nueva realidad. La esperanza de vida de nuestra población está aumentando y cada vez son más los pacientes que acuden a nuestros servicios de rehabilitación en edades avanzadas.

Ante todo hay que  tener muy claro que no podemos descartar el tratar a nadie por su edad, esto sería ageísmo.

Acaba de publicarse en el New England Journal of Medicine un estudio randomizado realizado en 112 pacientes de 60 años o mayores (entre 61-82 años), con diagnósticos de infartos hemorrágicos malignos afectando a la arteria cerebral media.

A las 48 horas del ictus se asignaron los pacientes a dos grupos, uno de ellos ingresados en unidad de cuidados intensivos (grupo control) y otro grupo fue sometido a  hemicraniectomía (intervención neuroquirúrgica de evacuación de la hemorragia).

En estudios previos los pacientes sometidos a evacuación de hematoma eran jóvenes. En la práctica clínica a mayor edad del paciente suele ser frecuente que haya más reticencias a la realización de la intervención.

El objetivo de este estudio fue determinar la supervivencia con disminución de discapacidad tras 6 meses en el grupo al que se le realizó la intervención para evacuación del hematoma. Utilizaron la Escala modificada de Rankin con rangos de 0 a 6, dónde 0 corresponde a la ausencia de síntomas o recuperación “ad integrum”, y 6 sería el peor resultado, esto es la muerte del paciente.

La proporción de pacientes que sobrevivieron sin discapacidad severa fue de 38% en el grupo sometido a hemicraniectomía y el 18% en el grupo control (odds ratio, 2.91; 95% confidence interval, 1.06-7.49; P = .04). También se apreció menor mortalidad en el grupo intervenido (33% vs 70%).

Ninguno de los pacientes presentó puntuaciones de 0 a 2 en la escala de Rankin, lo que significaba que todos los pacientes presentaron discapacidad, es decir necesitaron acudir a servicios de rehabilitación. La puntuación resultó ser de 3 en el 7% de los pacientes sometidos a hemicraniectomía, lo que refleja una discapacidad moderada, frente a un 3% en los pacientes del grupo control.

Los pacientes con discapacidad moderada-severa, con puntuación de 4 en los que se precisa adaptación de silla o dependencia de terceras personas, ocurría en el 32% y 15% respectivamente.

En cuanto a los efectos adversos importantes, el grupo intervenido tenía más frecuencia de infecciones, mientras que el grupo control más posibilidades de herniación en tronco cerebral.

Por lo tanto parece ser beneficioso que se realice la intervención neuroquirúrgica en las primeras horas tras el diagnóstico de un ictus hemorrágico maligno para evacuar el hematoma en pacientes de 61 años o mayores, ya que esto ayudaría a disminuir el grado de discapacidad y mortalidad.

Autora: Ana Belén Cordal López.

Referencia: N Engl Med 2014 Mar 20.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s