Si comemos proteínas de pescado disminuimos el riesgo de ictus


pescados-y-mariscos

Un nuevo metaanálisis publicado online en la revista Neurology y realizado por el profesor Xinfeng Liu del departamento de Neurología de la Universidad de Liangsu en China, encuentra clara relación entre el consumo de proteínas contenidas en el pescado y la disminución del ictus.

“Podemos tener menos ictus si disminuimos las carnes rojas y aumentamos el consumo de pescado”.

El estudio fue realizado tras obtención de datos de Pubmed y Embase de estudios publicados y centrados en el  consumo de proteínas de origen animal o vegetal y la incidencia de nuevos casos de ictus. Incluyeron 7 estudios ( 4 de EEUU, 2 de Japón y 1 de Suecia) con un total de 254.489 participantes. El seguimiento de los pacientes fue realizado durante una media de 14 años en los que se les preguntaba sobre sus hábitos alimenticios, porcentaje de proteínas en la dieta y número de comidas al día realizadas.

En las personas que consumían proteínas de origen animal contenidas en el pescado (sobre todo en población japonesa y sueca) los ictus se presentaban con menos frecuencia que en los que consumías proteínas animales derivadas de carnes rojas, lo típico de los EEUU.

burger atun

Un análisis de dosis-respuesta encontraba que el riesgo de ictus disminuía un 26% por cada gramo de proteína consumida al día, lo que supondría una reducción de mortalidad de hasta 1.482.000 personas al año, contribuyendo también a la disminución de la discapacidad.

El efecto beneficioso del aumento de proteínas de pescado estaría en relación con la disminución de las cifras de TA, disminución de colesterol total, triglicéridos y LDL-colesterol. Relación clara con la disminución de ictus hemorrágicos relacionados con las cifras altas de Tensión arterial. Además las proteínas de pescado se suelen asociar a mayor índice de potasio, magnesio y fibras en la dieta.

El Dr Arturo Tamayo y el Dr.Luis Castilla-Guerra escriben una interesante editorial en el Neurology, dónde nos hablan de la importancia de un aporte del 20% de grasas  en la dieta, procedentes del aceite de oliva , frutos secos, frutas, verduras y legumbres, limitando la carne roja a una vez a la semana. El aumento de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga  tienen un efecto beneficioso en la bajada de la tensión arterial, el perfil lipídico, la función plaquetaria y función endotelial, disminuyendo la posibilidad de enfermedad tromboembólica.

Si os interesa podéis consultar los siguientes enlace:

1. Neurology 

2. Neurology

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s