Cuestión de miradas.

Buenos tardes a tod@s,

Hoy lunes, queremos comenzar la semana compartiendo con tod@s vosotr@s un video que pertenece a la campaña francesa “Los ojos de un niño” y que ha sido creado por la Association Noémi.

Si os parece, echarle un vistazo primero….

https://www.youtube.com/watch?v=WB9UvjnYO90

Nuestra vida (o proceso vital, como prefiramos llamarlo) es un flujo cambiante de circunstancias y/o situaciones a las que debemos adaptarnos de forma casi automática para, en cierto modo, “mantener el ritmo”, para no quedarnos atrás….

En ese proceso de adaptación constante, utilizamos diferentes herramientas que nos lo facilita. Hacemos uso de nuestra experiencia previa, o de la experiencia ajena, para adelantarnos a consecuencias y responder a estas del modo que consideramos más “adecuado”.

Dentro de dichas herramientas, y con dicho objetivo, nos encontramos con los prejuicios, los cuales han adquirido, a priori, una connotación negativa, pero que su existencia obedece a la necesidad de “controlar” una situación a fin de saber manejarnos dentro de esta.

Según la RAE, se define prejuicio como:

  1. m.Acción y efecto de prejuzgar.
  2. m.Opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal.

De esta definición, me gustaría hacer hincapié en el último aspecto… “acerca de algo que se conoce mal”!!!

Esto es algo que en el ámbito de la discapacidad existe… Basándonos en las limitaciones que puede tener la persona, se generaliza y se asocia la discapacidad al “no poder”. Muchas veces, estos prejuicios, están tan generalizados que asumimos como correctos y reales. Por lo que, incluso personas que han acabado generando algún tipo de discapacidad, se desenvuelven en su día a día bajo la sombra de dicho prejuicio.

Nuestra propia experiencia, también nos dice que dichos prejuicios no tienen razón de ser… Es nuestra experiencia la que nos demuestra de modo objetivo que una persona con discapacidad ha alcanzado tal logro, o ha conseguido determinado objetivo; por lo que podríamos desechar de modo inmediato aquellos planteamientos que nos pesan e insisten en el “no poder”. En definitiva, como se decía en la definición, se valora algo que no se conoce de modo correcto. En ese sentido, sobre nuestra discapacidad solo sabemos nosotros… que no nos vengan a poner más limitaciones.

Compartimos este vídeo porque nos ha resultado muy curioso el modo tan sencillo de explicar y evidenciar nuestra tendencia  a prejuzgar y autolimitarnos (a nosotros o a los demás). Una tendencia que vamos “educando” y hacemos crecer poco a poco, casi sin darnos cuenta, pero que en la inocencia de un niño, no tiene cabida.

Cierto es que en el transcurso de nuestra vida vamos asumiendo conocimientos, experiencia, responsabilidades y que no podemos ser niñ@s para siempre (en eso también influye el desarrollo evolutivo). Pero si que podemos respetar a esa personita que un día fuimos, ver el mundo y la vida (nuestro entorno) desde esa inocencia, y en vez de hacer uso de prejuicios y/o etiquetas en el momento de relacionarnos con las personas que nos rodean, seamos capaces de verlas (y sentirnos) tal y como son (somos)… PERSONAS!!

Un saludo y que tengáis muy feliz lunes!

Fuente de la imagen: http://akifrases.com/frase/109865

Miguel Delgado.

Trabajador Social.

@migueld1981

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s